magia-blanca-gratis

 

Quiromancia. Los Dedos, Quiromancia. Los montes de la palma de la mano

La Quiromancia. Las lineas de la mano, Quiromancia- 3

El cuarto elemento lo constituyen sus ramificaciones. Son el exponente de los intereses, las preferencias y las tendencias de la persona. Es­tas ramificaciones pueden ser ascendentes o descendentes; las primeras son claramente positivas, mientras que las segundas son negativas.

En las ramificaciones ascendentes, las más comunes son las orientadas hacia el monte de Jú­piter (dedo índice): los sentimientos, entonces, se ven teñidos y enturbiados por un espíritu prác­tico, incluso ambicioso. Si en cambio se orientan hacia el monte de Apolo o el Sol (dedo anular), los sentimientos se ven idealizados. Una orienta­ción hacia el monte de Saturno (dedo medio), indica que la afectividad se ve asaltada por las indecisiones y las dudas, que finalmente pueden ser vencidas con tenacidad. La orientación hacia el monte de Mercurio (dedo meñique), finalmen­te, exacerba la orientación hacia Júpiter: los sen­timientos quedan casi completamente anulados por la materialidad, aunque en ocasiones reflejan también perturbaciones sexuales.

Las ramificaciones descendentes, dirigidas ha­cia la línea de la cabeza, suelen atemperar la emotividad reflejada por la propia línea, anteponiéndole una racionalidad que la hace disminuir negativamente. Normalmente reflejan fracasos o dificultades, ya sea por separación o muerte de la pareja, o por incapacidad de llevar adelante una relación. En estos casos, sólo la fuerza de voluntad de la persona podrá conseguir superar, en algunas ocasiones, los problemas.

Otras marcas especiales señalan también significados importantes. Si la línea presenta una o varias islas, indica problemas cardíacos que hay que tener en cuenta. Si en cambio estas islas son tan numerosas que la línea forma en realidad una trenza, son reflejo de una profunda inestabilidad emotiva. La aparición de barras no suele señalar más que problemas emotivos transitorios, mientras que si son puntos detectan perturbacio­nes más intensas o duraderas. Si la línea está cruzada por un entramado, señala trastornos circulatorios. Si se trata de una estrella, pueden producirse daños importantes en el corazón; si es una cruz, el significado es el mismo que el anterior si se halla en la primera mitad de la línea; si se halla en la segunda, refleja la pérdida de un ser querido, ya sea por muerte o por abandono.

La línea de la cabeza

Se halla por encima de la línea de la vida y por debajo de la línea del corazón.

Nace en el centro del espacio entre el índice y el pulgar, y cruza transversalmente la palma hasta el otro externo de la mano, donde llega muy raras veces. Su nombre indica claramente su interpretación, relacionada con todo lo relativo al raciocinio: concentración, sugestionabilidad, comprensión, reacción a los estímulos, etc. Su forma ideal la hace partir por encima de la línea de la vida, separada de ella, inmediatamente por debajo del monte de Júpi­ter (dedo índice). Su recorrido es ligeramente curvado hacia abajo, y termina limpiamente en­tre el monte de la Luna y el monte de Marte negativo. Una línea de estas características refleja una personalidad excepcionalmente equilibrada a nivel intelectual, comprensible, sensible e inteligente. Pero, por supuesto, como en las líneas anteriores, este caso ideal es muy raro. Lo más frecuente es que se produzcan múltiples e intensas variaciones.

La primera de ellas reside en su propio arranque. Uno de los casos más frecuentes es que las líneas de la cabeza y de la vida tengan un arranque común; esto corresponde a personas fuertemente sensibles y emotivas pero a menudo incapaz de controlarse, por lo que se irritan fácilmente, a veces incluso con violencia, por las cuestiones más nimias. Cuanto más tramo de las dos líneas sea común, además, más indicio es del tiempo que la persona en cuestión ha vivido sometida a la influencia de su ambiente familiar, cosa que ha condicionado su vida, reduciendo e incluso anulando su personalidad

Si las líneas de la cabeza y de la vida inician su andadura de forma independiente, pero muy juntas, esto refleja una suavización del caso an­terior, que se hará más grande cuanto mayor sea la separación, aumentando al mismo tiempo la seguridad en sí mismo y la personalidad. Cuanto más separadas estén las dos líneas, mayor será también el egocentrismo del individuo. Estas características vienen reforzadas o atemperadas según la forma y disposición de las uñas.

Un caso particular, que aunque raro se pro­duce algunas veces, es cuando la línea de la ca­beza empieza por debajo de la línea de la vida y cruza esta en un punto determinado de su recorrido. La persona con esta característica se revela como profundamente tímida sin quererlo, en lucha constante contra su propia timidez. Cuando aparece en manos femeninas, revela una lucha por superar su estatus de mujer, adoptando actitudes masculinas en el trabajo e incluso en la familia y en ocasiones tergiversando su propio rol.


siguiente

videncia economica visa
 
tarotistas
 
tarot economico visa
 
videncia economica visa
vidente
 
vidente
   

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

806 PRECIO POR MINUTO: Máximo desde Fijo: 1,21 Euros y desde Movil 1,57 Euros. IVA incluido. Mayores de 18 años.
944 94 50 34 : En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta y Visa o Mastercard.